lunes , 17 diciembre 2018

Inicio » Grupo Joven LyP » Una mirada sobre política y libertad religiosa

Una mirada sobre política y libertad religiosa

Libertad y Progreso

Colaborador de Libertad y Progreso
septiembre 22, 2015 2:35 pm by: A+ / A-

Durante el mes de julio tuvo lugar el seminario Religious Power in Politics – Political Power through Religion? organizado por la fundación Freidrich Naumann Für Die Freiheit.

Tuve la inmensa posibilidad de participar de este seminario en el que aprendí muchísimo. Una experiencia fuera de lo normal, curiosa, que me dejó llena de interrogantes y me permitió derribar preconceptos y tratar de aproximarme a cuestiones de política y libertad religiosa desde una óptica nueva para mí.

Nos reunimos 22 participantes de países bien diversos: Georgia, Serbia, Rusia, Myanmar, Indonesia, Filipinas, Malasia, Pakistán, India, Jordania, Marruecos, Túnez, Palestina, Egipto, Chile y Brasil. Igual de variadas eran las religiones representadas: cristianos, musulmanes, hindúes, budistas e incluso algunos que no se adherían a ningún credo. Todos juntos compartimos una semana en la Academia Theodor Heuss en la ciudad de Gummersbach, acompañados por Gulmina y Arno, los moderadores del seminario que nos fueron conduciendo a lo largo de estos días.

La modalidad del seminario implicaba una gran participación activa de quienes allí nos reunimos: trabajos en grupo, intercambios de opiniones, debates, paneles… todas actividades que obligaban a poner en práctica diversas habilidades de comunicación, expresión, interpretación y argumentación. Las jornadas eran intensas. Cada uno desde su pensamiento, cultura, historia y experiencia aportaba lo suyo. Y todos nos sorprendíamos de las intervenciones de los otros.

Comenzamos a introducirnos en el tema de religión y política con preguntas muy concretas y que ya nos obligaban a expresar nuestra opinión: ¿Qué es la religión para mí? ¿Qué es la religión para una sociedad? ¿Cuáles son los problemas a los que nos enfrentamos actualmente en materia de religión y política?

Sin lugar a duda, el fundamentalismo (en cuanto extremismo religioso) fue uno de los temas centrales del seminario. Entendemos fundamentalismo como la descontextualización de ideas y valores, la negación del debate o diálogo con otras ideas o grupos y la exclusión de todo aquel que piensa distinto. De esta manera, el fundamentalismo como modo de interrelación entre política y religión se vuelve completamente opuesto a la idea de libertad religiosa. Por lo tanto, en gran medida el seminario giró en torno a este tema tan relevante para la realidad de nuestro mundo actual.

En primer lugar nos dedicamos, entonces, a analizar el fundamentalismo tratando de entender sus causas. Llegamos a la conclusión de que podemos reunirlas en tres grupos: causas económicas (entre ellas, el estancamiento económico, la falta de empleo remunerado, y el desempleo estructural), causas políticas (el dogmatismo y la generalización) y causas sociales (la creación de estereotipos a través de generalizaciones y el modo de entender la secularización). Aquí surge mi primer interrogante, al cual todavía no creo encontrar respuesta: ¿son todos estos factores causa del surgimiento de sistemas fundamentalistas? ¿No es acaso el fundamentalismo causa de todos ellos? ¿O es que son características que van de la mano y que indefectiblemente conducen a las sociedades a espirales viciosos?

Otro eje central del seminario fue el análisis de las diversas religiones y los valores que se defienden en cada una de ellas. Nos agrupamos con quienes compartimos la misma religión y tuvimos que enumerar los valores más importantes para nosotros. Al hacer la puesta en común de este trabajo, encontramos que los valores se repiten entre las diversas religiones: amor, paz, justicia, perdón, tolerancia, generosidad y muchos otros… desde diversos credos todos defendemos y predicamos lo mismo.

Pero entonces, ¿cómo se entiende la violencia y el enfrentamiento del mundo en que vivimos? ¿No es que todos buscamos la paz y la tolerancia? Alguien planteó por allí la siguiente pregunta, que quedó resonando dentro de mí a lo largo de todo el seminario: “¿Qué valor nos falta?” Ahora bien, yo me pregunto… ¿nos falta acaso algún valor? Luego de haber elaborado largas listas de valores, ¿podemos decir que no son suficientes y nos falta alguno? ¿No podrían acaso resumirse todos en unos pocos, o en última instancia en uno solo, a saber, el amor o caridad? Entonces… ¿qué nos falta? Considero que quizás nos falte volver a intentar entender qué es el hombre, de dónde brota su obrar y cómo se relaciona con otros hombres. Ésta es una de las reflexiones personales más importantes que me llevo de este seminario: no falta ningún valor a nuestras religiones… pero tampoco alcanza con defenderlos o interpretar qué se quiere decir con estos valores. Habría que preguntarse cuál es la raíz del mal o la violencia adentro del hombre mismo.

Sin lugar a duda, para poder avanzar hacia una convivencia pacífica entre las religiones, es indispensable entender el concepto de secularismo. Según vimos en las sesiones, Samuel Gregg define al Estado secular como no-confesional: “By this, I mean arrangements in which the government of nation-states refrain from according formal legal recognition to any one religious position and genuinely seek to treat members of all religious groups, including non-believers and agnostics, fairly. This arrangement seeks to guarantee the freedom of all religious communities and non-believers within a free society, consistent with the liberties of others and the legitimate demands of public order.”

¿Debemos temerle a la secularización del Estado? Esta pregunta se presentó como disparador de un panel en el que algunos participantes del seminario expresaron su opinión con respecto a este tema. A pesar de la variedad de puntos de vista, encontramos una gran coincidencia: si defendemos las libertades individuales, y, en particular, la libertad religiosa, es indispensable levantar la bandera del Estado secular en contra de los fundamentalismos político-religiosos. Sólo puede haber tolerancia allí donde el Estado no obliga a las personas en materia religiosa; sólo podremos hablar de paz donde rige el Estado de derecho con leyes que no interfieren en nuestra intimidad religiosa.

Luego de profundizar acerca de fundamentalismos, valores, Estado secular, nos preguntamos cuál es la mejor manera de comunicar estas ideas y conclusiones a las que íbamos llegando. Por lo tanto, la comunicación pasó a ser el siguiente tema central del seminario. Analizamos los elementos indispensables de una comunicación efectiva, diferenciamos los distintos modos de comunicar ideas (charla, discurso, discusión, debate, entrevista…) y organizamos un debate contraponiendo las posturas de quienes defienden el estado secular versus quienes defienden el fundamentalismo religioso. A la luz de las dinámicas que versaron sobre el tema de la comunicación descubrimos las enormes dificultades a las cuales nos enfrentamos cada vez que queremos comunicar: no siempre somos completamente claros; en general, el otro no llega a entender de manera acabada lo que queremos decir; y de las malinterpretaciones muchas veces surgen conflictos. Por lo tanto, como cierre del seminario, reunidos en grupos de tres personas, desarrollamos una estrategia de comunicación para alguna de las organizaciones en las cuales participamos en nuestros países.

Pero no todo fue trabajo dentro de la Academia, también recorrimos la ciudad de Aachen, en la que aprendimos mucho acerca del islam y del cristianismo, visitando una mezquita y recorriendo la imponente catedral de la ciudad.

Estoy enormemente agradecida de haber participado del seminario Religious Power in Politics – Political Power through Religion? por todo lo aprendido, por lo compartido con el resto de los participantes y, principalmente, por los interrogantes con los que me quedo, que seguramente darán lugar a más reflexión.

—————–

Lucila Coll, Septiembre 2015

Una mirada sobre política y libertad religiosa Reviewed by on . Durante el mes de julio tuvo lugar el seminario Religious Power in Politics - Political Power through Religion? organizado por la fundación Freidrich Naumann Fü Durante el mes de julio tuvo lugar el seminario Religious Power in Politics - Political Power through Religion? organizado por la fundación Freidrich Naumann Fü Rating: 0