fbpx

domingo , 22 septiembre 2019

Inicio » Destacados » En busca de un modelo económico: lejos de Venezuela y más cerca de Chile

En busca de un modelo económico: lejos de Venezuela y más cerca de Chile

Administrador LyP

Colaborador de Libertad y Progreso
septiembre 11, 2019 11:58 pm by: A+ / A-

Por Manuel Alvarado Ledesma*

(INFOBAE.-) Nuestro país es parte del modelo capitalista. Cierto. Pero ¿hasta qué punto lo es? La realidad es que nuestro capitalismo se basa en hábitos más abocados a la satisfacción de quienes participan de las prebendas que al bien común. Está bien: no es Venezuela, pero tampoco Chile. Ni qué hablar de países más alejados como Nueva Zelanda y tantos otros.

Hay empresarios que viven del gasto público y de los gobiernos que crean mercados cautivos. Así, unos a otros se alimentan. Y los primeros dependen de grandes proyectos y negocios salidos del Estado.

Análisis político internacional

El venezolano Carlos Rangel nos acerca a la verdad con una provocadora obra. Hace cerca de cuatro décadas, en su libro Del buen salvaje al buen revolucionario, mostró que la falta de los valores occidentales -la soberanía individual, la propiedad privada, la libertad- es lo que impide el desarrollo. Acusar al mundo más avanzado de los males del retraso, según su visión, lleva, por medio del amurallamiento político y económico, a la descapitalización y el surgimiento de nuevas oligarquías, verdaderas fieras con piel de cordero. Rangel refuta las falsas acusaciones referentes a que las naciones subdesarrolladas están estancadas por intereses externos.

Su defensa sobre los modos de vida occidentales, sobre la democracia y la economía de mercado, y su crítica al totalitarismo de izquierda, así como de derecha, es remarcable. Su obra es una denuncia sobre la falsedad de la teoría de la dependencia, tan en boga en la década de 1970, todavía vigente.

El reconocido historiador Juan Suriano ha escrito: «La respuesta del Estado a la cuestión social parece haber aceptado la premisa de que el bienestar ya no es un derecho sino una cuestión de oportunidad personal (accede al bienestar aquel individuo en condiciones de hacerlo). En este sentido, los paliativos a la nueva pobreza han consistido en aplicar políticas asistenciales y focalizadas con un fuerte sesgo clientelístico que no modifican la situación de exclusión y tienden a reforzar el desarrollo de una ‘ciudadanía restringida'».

Cuando existe un Banco Central realmente autónomo del Poder Ejecutivo, cuando se mantiene un cuadro fiscal saneado y un régimen de derechos de propiedad casi sagrado, cuando hay apertura económica, un mercado de trabajo flexible y un sistema educativo de alto nivel y cuando el entorno político-institucional brinda una adecuada previsibilidad en las decisiones de los actores económicos, la posibilidad de desarrollo aumenta exponencialmente.

La previsibilidad es resultado del comportamiento tanto parte del Gobierno como de las fuerzas vivas de la sociedad que, en el marco de una determinada estructura institucional, permite en mayor o menor grado, conocer por anticipado, en buena parte, lo que va a suceder.

Hoy, es imprescindible remarcar la importancia de estos conceptos. No solo desde el Gobierno sino también desde la oposición. No solo se trata de llegar con cierta calma al traspaso de mando sino también de establecer un clima propicio para el arranque de la acción del nuevo gobierno.

Las manifestaciones de los principales actores políticos deberían dirigirse en tal sentido. Una sola palabra que ataque el derecho de propiedad puede causar un mal de magnitud incalculable, en un país donde éste ha sido violado en reiteradas ocasiones y en medio de un período de incertidumbre extrema. Los discursos que resucitan la fantasía de que nuestro país genera riqueza de la magnitud en la que pretende vivir oscurecen el horizonte económico y limitan la acción del próximo gobierno sobre propuestas realistas y racionales.

La prudencia toca la puerta de la dirigencia. Y ésta debe acudir a su llamado. Tanto la prudencia en el hablar y actuar como el diálogo genuino y el consenso en puntos básicos son los puentes que nos alejan de Venezuela y aproximan a Chile.

(*) Economista y profesor de la UCEMA

En busca de un modelo económico: lejos de Venezuela y más cerca de Chile Reviewed by on . Por Manuel Alvarado Ledesma* (INFOBAE.-) Nuestro país es parte del modelo capitalista. Cierto. Pero ¿hasta qué punto lo es? La realidad es que nuestro capitalis Por Manuel Alvarado Ledesma* (INFOBAE.-) Nuestro país es parte del modelo capitalista. Cierto. Pero ¿hasta qué punto lo es? La realidad es que nuestro capitalis Rating: 0