lunes , 17 diciembre 2018

Inicio » Destacados » Sobre el Bono (Compulsivo) de $5000

Sobre el Bono (Compulsivo) de $5000

Economista Suffolk University - Editor de Punto de Vista Económico
noviembre 16, 2018 7:57 am by: A+ / A-

PUNTO DE VISTA ECONÓMICO – Bastante controversia ha generado la firma de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) de Macri a partir del cuál el sector privado debe pagar un bono de fin de año por un monto de $5,000 a sus empleados. Sin siquiera pasar por el Congreso, el Presidente se ha metido en las finanzas del secto privado (con esto tampoco quiero decir que una medida así sería defendible de haber pasado por el Congreso; esa sería otra discusión).Bono para trabajadores estatales y privados

Hay costos que van más allá de lo económico que deberían generar preocupación. Pero primero, un poco de contexto. La inflación se ha ubicado en valores significativamente mayorers a los esperados y deseados por el Indec con obvios efectos en el ingreso, pobreza, etc. Ante esta situación, los sindicatos respondieron exigiendo alguna medida en ayuda de los trabajadores bajo amenaza de paros. A la par, el gobierno debe mantener su plan de equilibrio fiscal (primario) como requisito de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Este decreto tiene obvios costos económicos. Las empresas deben afrontar un costo laboral extra que no estaba planeado. Las empresas reciben este decreto en un contexto de alta inflacion, volatilidad cambiaria (al menos hasta hace unas semanas), un mercado altamente regulado, una presión fiscal insostenible, etc. Cambiemos ha priorizado minimizar un costo político de corto plazo a expensas de un costo institucioal de largo plazo. ¿Cuáles son estos costos institucionales?

Este medida puede sentar el peligroso antecedente de que, cuando le parezca, el Presidente de turno puede firmar un DNU obligando a las empresas a hacer pagos que no estaban planeados. ¿Cuál es el límite de estos DNU? ¿Cualquier preocupación del Presidente de turno justifica inmiscuirse en las finanzas del sector privado y de acuerdos entre privados?

Más allá de esta incertidumbre, esta medida erosiona las instituciones que tanta reconstrucción necesitan en Argentina. El rol de los límites instituciones no es atarle las manos a nuestro Presidente favorito, sino justamente limitar el poder de abuso de poder cuando alguien peligroso asume la presidencia (o cualquier funcion pública). Es peligroso justificar el ignorar los límites repúblicanos porque “este Presidente” es de los buenos dado que el próximo puede no serlo. En Argentina, este costo lo hemos visto en el “Estilo K” de gobernar. En Estados Unidos, el sesgo anti-republicano de Obama era bien visto porque gobernaba desde el partido Demócrata, hoy ese sesgo a saltearse o ningunear a quien piensa distinto es utilizado por Trump.

El meta-mensaje de estas medidas es peligroso: las instituciones se respetan si conviene (¿no es ésta una de las caraterísticas distintivas del populismo?) Otro meta-mensaje nocivo es que estas medidas se viven como un triunfo sobre el sector privado. Me temo que no sólo por el sindicalismo. No me sorprendería que dentro de Cambiemos haya cierto sentimento de revancha: Dado que el sector privado no produjo la lluvia de inversiones y no confió en “nosotros (el mejor gabinete de la historia)” ahora “que se lo aguante”.

Aún más, este decreto viene acompañado del requerimiento de avisar a la Secretaría de Comercio si alguna empresa necesita desvincular empleados. El Estado pasa a tener la figura de un ser moralmente superior a quien hay que pedir permiso antes de despedir a un trabajador. No importa que el emprendimiento sea privado, el Estado debe dar el ok primero. En lugar de contribuir a formar la imagen de un estado falible y que debe ser limitado, se le asignana cualidades técnicas y morales que no tiene porque poseer.

El decreto también contempla que aquellos empleadores que enfrenten una situación económica delicada podrán tener excepciones con el pago del bono. Ahora el mensaje es que las reglas pueden tener excepciones, excepciones decididas por el gobierno. No sólo esto es un típico caldo de cultivo de incentivos a la corrupción, es aún otra manera de idealizar una imagen del Papá Estado que tanto mal hace a la política económica.

No deja de llamar la atención, cómo en estos tres años la Secretaria de Comercio ha tomado un parecido a la del Kirchnerismo. No lo digo por las coloridas pero serias trasgresiones de la personalidad de Guillermo Moreno. Lo digo por medidas como la continuidad de Precios Cuidados. O el intento de obligar a supermercados a publicar sus precios en una app de teléfonos celulares (creo que esta idea no ha prosperado). Y ahora la Secretaría de Comercio decide cuál debe ser el bono que las empresas den y debe ser informada antes de desvincular empleados. Por cierto, el kirchnerismo presentó durante su gobierno una iniciativa para prohibir despidos por 180 días.

A todos nos preocupa la situacion de los más necesitados en Argentina. El sindicalismo Argentino no posee el monopolio de las buenas intenciones ni esta dirigido por ángeles. Atacar al sector privado, erosionando instituciones, no contribuye al empleo estable y bien pago en el mercado laboral.

Este cambio cultural y conceptual es la gran falta en el gobierno de Cambiemos. Estas medidas, más allá de los costos económicos de corto plazo, van en el camino opuesto al necesario en el plano cultural e institucional. Cambiemos ha decido (otra vez?) defender los intereses sindicales por sobre los principios de una genuina República.

Sobre el Bono (Compulsivo) de $5000 Reviewed by on . PUNTO DE VISTA ECONÓMICO - Bastante controversia ha generado la firma de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) de Macri a partir del cuál el sector privado d PUNTO DE VISTA ECONÓMICO - Bastante controversia ha generado la firma de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) de Macri a partir del cuál el sector privado d Rating: 0