domingo , 18 noviembre 2018

Inicio » Destacados » Para Aldo Abram necesitamos “un Banco Central que cuide nuestra moneda”

Para Aldo Abram necesitamos “un Banco Central que cuide nuestra moneda”

Director Ejecutivo, Libertad y Progreso. Twitter: @AbramAldo
noviembre 7, 2018 8:13 pm by: A+ / A-

Sin Mordaza – “Eran bastante creíbles las proyecciones planificadas para 2018, después vino la crisis cambiaria y hoy es un presupuesto que es irreal. ¿Puede pasar lo mismo en 2019? Sí.
Presupuesto 2019

“En líneas generales los economistas tienden a pensar que lo que se está planteando para el Presupuesto 2019 es, dentro de todo, probable que ocurra. Eso es importante porque cuando se imponen arbitrariamente datos en un presupuesto para que de un determinado resultado –y eso ha pasado en otras administraciones- uno por ahí busca un resultado de menores ingresos.

¿Para qué? Hay una norma que es un absurdo en la Argentina y está delegando al Ejecutivo un rol que sólo puede determinar el Congreso Nacional que es justamente asignar los recursos de los contribuyentes: para todo lo que sea aumento del ingreso por encima de lo presupuestado. Entonces, ¿antes qué se hacia? Subestimábamos los ingresos y el gobierno nacional tenía después la posibilidad –sin pasar por el Congreso, cosa que está prohibido por la Constitución Nacional- de asignar esos ingresos. En los últimos presupuestos por lo menos esto no es algo que haya sido evidente que se buscara. Lo que es importante porque hace a la institucionalidad”, sostuvo el economista.

La marcha de la economía y las paritarias

“El principal problema que hoy tenemos es que este gobierno heredó un estado y un Banco Central casi quebrado allá por 2015. Resulta que si uno mira a finales de 2017, compara, en términos de la producción de riqueza, lo que gastaron los municipios, las provincias, la Nación: resulta que se gastó mucho más.

Y uno dice: ¿pero cómo no era que en 2015 estábamos al borde de la quiebra por un Estado que gastaba de más? ¿Cómo puede ser que gastemos de más después de 2017? Claramente ese es el problema que nos llevó a la crisis cambiaria que hemos vivido este año, y obviamente a la crisis económica, a una fuga de capitales feroz. Evidentemente esta gente, la dirigencia política, no quiere resolver los problemas de exceso de gastos. Y eso no es de ahora, eso es históricamente, si vos mirás en los últimos 80 años e identificás cada una de las crisis económicas que vivió la Argentina todas y cada una tuvieron que ver con una dirigencia que se obstinó en gastar de más. Obviamente, si vos te obstinás en gastar de más en tu familia, en una empresa, vas a quebrar.

Si la dirigencia no resolvió responsablemente y ordenadamente este problema y terminó quebrando: se llama crisis.

El ajuste se hace con el mayor costo social posible, hemos tenido más de 50% de pobreza en las crisis pasadas. Si se pudo mantener durante tanto tiempo este absurdo de tener un Estado casi quebrado y agrandarlo…encima fue lamentablemente por una presión enorme que se hizo imprimir, a más no poder, al sector privado productivo que fue el que verdaderamente pagó el ajuste cuando es el que paga los sueldos del sector privado productivo y del sector estatal; y por otro lado con un terrible endeudamiento al que tuvimos acceso. Y que en vez de usarse para resolver los problemas se uso para mantener los problemas”, señaló Abram.

La recuperación de la confianza

“Lograr que la gente confíe en el futuro: eso implicaría que saquemos del fondo del placard esos dólares que compramos cuando era la crisis cambiaria, o que cambiemos nuestra cuenta en dólares a la cuenta en pesos, o que traigamos nuestros dólares de afuera y eso es lo que alimenta, le da sangre a esta economía. Eso nos incentiva a consumir un poquito más, invertir un poquito.

Pero la verdad que hasta que no veamos que nuestra dirigencia política está dispuesta a resolver los problemas responsablemente y que lo va a hacer, no lo vamos a hacer. No vamos a arriesgar nuestros ahorros. Ya lo hemos vivido demasiadas veces como para que sea fácil engañarnos a los argentinos y al mundo”, expresó Abram.

El dólar competitivo?

“No existe pensar en esos términos – de competitividad o no-. Lamentablemente, esas son las presiones de algunos empresarios o sectores que, obviamente, ganan un montón a cambio de empobrecer a la gente.

El tipo de cambio tiene que ser lo que marca el mercado: es una relación en lo que cotiza el dólar en el mundo y lo que vale el peso. Lo que vale el peso en Argentina lo determina el Banco Central, que lamentablemente en los últimos años se dedico a emitir a más no poder para, justamente, licuar los problemas que generaba el exceso de gasto público. Si vos tenés un productor que se pone a producir muchísimo ¿qué vas a ver?: que ese bien que se está produciendo muchísimo y que la gente ni lo demanda, cae de precio.

Pero resulta que acá el peso es el metro con el que medís todos los bienes y servicios de la economía y el tipo de cambio. Si vos achicás ese metro todo vale más en término de ese metro, le hacés perder poder adquisitivo al peso. Cuando vos hacés variar el valor de una moneda es justamente influir en el tipo de cambio. Eso fue lo que pasó. Nosotros destruímos el valor de nuestro peso. Desde mediados de 2017, el peso se cayó más de la mitad. Vale menos de la mitad de lo que valía en esa época. Eso se reflejó plenamente en el dólar”.

La inflación imparable

“Ahora vemos que el dólar está bajando pero la inflación sigue siendo alta. Y eso tiene que ver con que si bien eso se refleja rápido en el tipo de cambio porque es un mercado más líquido en otros mercados se refleja más lento. Entonces con ese peso vos vas a querer comprar una lata de durazno en el mercadito de la esquina. Y el señor te va a decir: mire la lata esa vale lo mismo que antes, pero eso vale menos, deme más pesos. Y eso se llama inflación y vemos que se refleja en los precio en estos meses. Es lo que lleva tiempo que lo veamos en las góndolas. Eso es empobrecer a la gente. Y con eso no se gana competitividad.

La forma en la que tienen que ganar competitividad los empresarios es invirtiendo más y siendo más eficientes, y sino que no ganen plata, porque eso es su rol”.

“No hay ninguna magia. Son bancos centrales que priorizan el valor de la moneda. Por ejemplo Chile, tiene hace muchísimo tiempo- como 20 años-un Banco Central que cuida el valor de su moneda y tiene una economía con una inflación del 3% por año. Si vos mirás Brasil en marzo de este año tenía un panorama político muchísimo más complicada con problemas de corrupción, gobierno de transición, próximas elecciones que no se sabía quién iba a ganar, tenía déficit fiscal y deuda pública mucho más grande que Argentina. ¿Vos viste que Brasil pasará la crisis cambiaria que nosotros tuvimos este año con las turbulencias internacionales de este año? No. Por qué: porque tienen un Banco Central que cuida el valor de su moneda”, concluyó Abram por Cadena Oh!

Abram en Santa Fe

El economista estará dando un curso dirigido a periodistas. Será en la Bolsa de Comercio con Adepa (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas). Será los días 8 y 9 de noviembre próximos.

 

Publicado el 6 de noviembre por Sin Mordaza

Para Aldo Abram necesitamos “un Banco Central que cuide nuestra moneda” Reviewed by on . Sin Mordaza - “Eran bastante creíbles las proyecciones planificadas para 2018, después vino la crisis cambiaria y hoy es un presupuesto que es irreal. ¿Puede pa Sin Mordaza - “Eran bastante creíbles las proyecciones planificadas para 2018, después vino la crisis cambiaria y hoy es un presupuesto que es irreal. ¿Puede pa Rating: 0