domingo , 18 noviembre 2018

Inicio » Política » Usted: ¿trabaja, roba o pide?

Usted: ¿trabaja, roba o pide?

Administrador LyP

Colaborador de Libertad y Progreso
junio 13, 2018 9:05 pm by: A+ / A-

Por José Luis Jerez*

El sociólogo, político y economista alemán, Franz Oppenheimer nos dice que existen dos medios a través de los cuales las personas consiguen el sustento para vivir. Los primeros son los “medios económicos”, que remiten al trabajo de cada quien. Los segundos los llama “medios políticos”, y remiten a la apropiación forzosa y violenta del fruto del trabajo de los demás. Dicho claramente, al robo.

Adhiero a esta tesis pero con una sutil, aunque significativa, modificación, o mejor dicho, un agregado que considero necesario. Creo que las personas podemos hacernos de tres (y no solo de dos) medios para la vida, para la mantención de nuestra vida, y para forjar nuestro plan de vida. Los dos primeros los tomo de Oppenheimer –“medios económicos” (trabajo) y “medios políticos” (robo)–, añadiendo a estos los “medios sociales”, que remiten a la mendicidad, quiero decir, a pedir y esperar… pedir y esperar. Un modo de pasar la vida –¡porque hoy se ha transformado en un modo de vida!– que se enmascara detrás de la mística de la lucha y la resistencia colectiva o social. Fariseísmo de una pulseada que se le hace al Estado para agigantarlo en vez de achicarlo.

Tal como lo he dicho en otra ocasión, atendiendo a uno de los discursos del empresario Jim Rohn –quien presupone un dato de sentido común: que para vivir necesitamos dinero–la pregunta es: ¿cómo hacer dinero?, o bien, ¿cómo hacer más dinero? Ambas preguntas se relacionan con el asunto de los medios. Es decir, ¿de qué medios puedo servirme para conseguir el sustento para la vida, en este caso el dinero? Y fíjese que estamos hablando de algo tan primario que ninguna persona podría eludir.

Claro que hay hombres que pueden rehusarse al trabajo (medios económicos) y pasarse la vida como parásitos, unos robando (medios políticos), otros pidiendo (medios sociales), exprimiendo “la teta del Estado”. En cualquier caso, ambos viviendo con el fruto del trabajo ajeno. Pero lo cierto es que ninguno de estos sujetos ha podido eludir el asunto de los medios, ya que se trata de un asunto primario y fundamental para nuestra vida diaria.

Ahora bien, y retomamos el interrogante de Rohn, respecto a “¿cómo hacer dinero (o más dinero) para vivir?”, tenemos que alguien puede decirnos: “haré una huelga pidiendo más”. El problema con ello –nos dice el empresario– es que nadie se hace rico pidiendo, o lo que es igual, mendigando. He aquí los “medios sociales”.

Hoy vivimos tiempos en los que los “medios sociales” (pedir y esperar… pedir y esperar… el tiempo no importa) han copado el centro de la escena social, tanto así que si alguien, en tiempos de huelga –lo que podemos traducir como tiempos de medios sociales– decide ir a trabajar, es decir, hacer uso de “medios económicos” por sobre los medios sociales, se expone a ser foco de rechazo por parte de sus colegas (esto en el mejor de los casos), o de un escrache manifiesto en el peor de ellos. Es decir, que aquellos que deciden pasar su vida pidiendo y esperando –y como dije anteriormente, el tiempo les resulta indiferente– no solo eligen para sí estos medios, sino que entienden, que pueden elegirlo como el modo de vida generalizado, para toda la sociedad. Un despotismo sin parangón.

¨Para concluir, uno puede satisfacer sus necesidades y deseos haciéndose de “medios económicos” (creando, innovando, trabajando, ascendiendo), o bien puede hacerse de “medios sociales”, entregando su vida a la mendicidad (pedir y esperar… pedir y esperar… más y más tiempo empleando todo su tiempo y su energía potencial –¡la riqueza de su tiempo y de su energía humana!– en eternas huelgas infructíferas, en cortes de calles, de rutas, de puentes, hasta que, por fin, el “arcángel” gobernante de turno, acceda a mirar hacia abajo, ¡bien hacia abajo!, allí en donde usted grita, persuadido en que son sus derechos. Y entonces sucederá lo esperado. Finalmente caerán algunas monedas. Unas pocas monedas que usted recibirá por lo mismo que ya venía haciendo antes.

*El autor es profesor y licenciado en Filosofía; profesor en la Universidad de Flores (UFLO); e investigador de las universidades Nacional Autónoma de México (IIF-UNAM) y de la Universidad de Torino. Su último libro, La Atrofia Generalizada, fue publicado por Unión Editorial en abril de 2018, y se puede adquirir vía [email protected] [email protected] 

Usted: ¿trabaja, roba o pide? Reviewed by on . Por José Luis Jerez* El sociólogo, político y economista alemán, Franz Oppenheimer nos dice que existen dos medios a través de los cuales las personas consiguen Por José Luis Jerez* El sociólogo, político y economista alemán, Franz Oppenheimer nos dice que existen dos medios a través de los cuales las personas consiguen Rating: 0