fbpx

sábado , 24 agosto 2019

Inicio » Destacados » Cuidado con los relatos

Cuidado con los relatos

Libertad y Progreso

Colaborador de Libertad y Progreso
diciembre 5, 2016 7:16 am by: A+ / A-

Por Sonia Iris Menéndez. Consultora psicológica; posgrado desarrollo y despliegue personal; consultora en comunicación; escritora

Vivimos 10 años de relato y populismo. La famosa década sakeada de la que ya estamos acostumbrados a escuchar, leer, hablar.

Temo que estemos enfrentándonos a otra manera de populismo; a un camino que no es relato pero se encamina a serlo. Temo y lo digo sinceramente, ya que escucho al Jefe de Gabinete Marcos Peña pedir “respeto” de opositores pero desde una ironía que dista mucho de ser humilde. Temo porque escucho a la gobernadora María Eugenia Vidal pedir a empresarios que se jueguen, se atrevan a invertir mientras una imagen suya se hace viral como “pro-paganda” y en verdad sus raíces son peronistas y no pide por baja de impuestos, sino por inversiones a los que ahogados por la carga impositiva ya no pueden más. Temo porque el Ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay no dice “no sé” 8 veces porque en verdad no sabe, sino que lo dice para que ningún otro periodista de los que estaba entrevistándolo, pueda cortar su discurso y escuchen todo lo que quería decir. Temo porque la doctora Elisa Carrió a quien admiro profundamente y deseo conocer personalmente cuanto antes, aún no se dio cuenta de que hay ciertos personajes vestidos de corderitos y corderitas que sólo posan a su lado para sumar votos (que, lamentablemente, si no lo hicieran y no tuvieran a Lilita para acomodarse y sonreírle a una cámara, no lograrían llamar la atención que la realidad actual está demandando). Temo porque siento, pienso, percibo e intuyo que el Señor Presidente Mauricio Macri es transparente y de corazón quiere cambiar el rumbo, hacer las cosas bien para todos los argentinos, pero hay una trampa gigante entre quienes lo rodean y está centrada en egos y una comunicación/oratoria que convence fácil (no olvidemos los discursos de la ex presidenta y su oratoria, por favor). Temo que al Presidente no le den las fuerzas o no permitan las tenga, para dilucidar y poder develar quiénes son realmente honestos con él y no sólo van con aquellas cosas que parece cumplirán los resultados o expectativas. Temo porque la pobreza no se soluciona en un año pero hay decisiones que deben acompañar la reducción de pobreza. Temo porque escucho ruidos, o como dicen los chicos: me hacen ruido muchas cosas en boca de quienes hoy son oficialismo. Temo porque se mira demasiado lejos al futuro y aunque estoy de acuerdo con que soñar y planificar es una manera de co- crear, también soy consciente que no puedo soñar con la rosa si antes no cuido de regar, abonar, podar el rosal. El origen, las raíces, la esencia de cada problema en nuestro país, no está siendo atendido ni por oficialistas ni por opositores. Estamos perdiendo el foco de lo que realmente importa: la esencia de ser argentinos. Entonces: cómo puedo creer que todos quieren lo mejor para el país? Si no dejan de chicanearse (con frontalidad, con diplomacia, con altura, con bajeza, etc…pero chicanearse). O es que están corriendo la carrera hacia el mejor relatista??

Largos debates, confrontaciones, envidias, celos, competencias. Indiferencia a personas que no serán grandes intelectuales pero son grandes como personas, como seres humanos, y que podrían llegar a resonar con y en la gente para hacer el gran click que nos hace falta. No se llega al corazón sino a través de sentimientos honestos; no se llega al bolsillo sino a través de empleos/trabajo genuino; no llegan inversiones si no se genera real transparencia; no se llega a ser realmente seguido si a quienes seguimos no saben para dónde se dirigen, cómo, con quienes…

Vivimos 10 años de relato.

Vivimos 10 años de mentiras.

Vivimos diez años de corrupción (que está explotando y aún falta, falta…)

Cumplan con la promesa de la cultura del encuentro y abran las puertas a muchas personas que pueden ayudarlos (pero, por favor, sin prejuicios). Estamos viviendo tiempos tremendamente complejos y difíciles a nivel mundial. ¿No creen es tiempo de darle a estos tiempos el tiempo de ser más humanos y menos políticos?

 

Cuidado con los relatos Reviewed by on . Por Sonia Iris Menéndez. Consultora psicológica; posgrado desarrollo y despliegue personal; consultora en comunicación; escritora Vivimos 10 años de relato y po Por Sonia Iris Menéndez. Consultora psicológica; posgrado desarrollo y despliegue personal; consultora en comunicación; escritora Vivimos 10 años de relato y po Rating: 0