Sábado , 24 junio 2017

Inicio » Destacados » “Los anuncios sociales son paliativos de corto plazo, todavía faltan las reformas profundas”

“Los anuncios sociales son paliativos de corto plazo, todavía faltan las reformas profundas”

Marcos Hilding Ohlsson

Economista de Libertad y Progreso
abril 20, 2016 3:27 pm by: A+ / A-

Este sábado el Presidente Mauricio Macri presentó un paquete de medidas sociales, buscando aliviar la situación de las personas de menores ingresos. De acuerdo al economista e investigador en pobreza y planes sociales de la Fundación Libertad y Progreso Marcos Hilding Ohlsson, “aunque las medidas anunciadas mejoran el bienestar de algunas personas en el corto plazo y son paliativas, no solucionan la cuestión de fondo, que es mejorar la situación laboral; ni tampoco reforman el sistema asistencial, que necesita muchos cambios“.

graph

De acuerdo a Hilding Ohlsson, se puede analizar el paquete en distintos grupos. En primer lugar está la inclusión de 514.000 nuevos beneficiarios de la AUH, los monotributistas que habían quedado afuera de la AUH (desempleados o con empleo informal) y las asignaciones familiares (empleo formal). Este es un pedido que se viene reclamando desde varios sectores, porque generaba una situación de injusticia, ya que las personas que eran monotributistas estaban en desventaja contra los empleados formales. Esto podía generar un incentivo para hacer trabajos de manera informal. El impacto mensual de este anuncio es de $500 millones por mes. A esto, hay que agregarle otras 300.000 personas que son o autónomos o tienen planes sociales, que tampoco recibían la AUH.
El segundo anuncio, explicó Hilding Ohlsson, es el aumento en el seguro de desempleo, pasando de $ 400 a $3500. El impacto de este anuncio es difícil de medir, porque en la actualidad hay 158 mil beneficiarios. Pero con este importante aumento seguramente habrá muchos más beneficiarios buscando recibir dicho programa. De mantenerse la cantidad de beneficiarios, el impacto fiscal será de $ 4,3 mil millones en todo el 2016. “Lo positivo de este programa es que tiene una duración determinada y a medida que va pasando el tiempo se reduce el monto recibido. Hasta ahora el problema era que no venía acompañado ni de capacitación, ni de ningún certificado por parte del beneficiario de que este efectivamente buscando trabajo. Los montos estaban desactualizados desde hace 10 años”, explicó el economista.
El Gobierno también anunció un aumento o actualización de los planes sociales. Los programas de Argentina Trabaja y Ellas Hacen aumentaron un 20%. También hubo un aumento en los programas del Ministerio de Trabajo, pero no se publicó información precisa de qué programas incluyen y cuál es el aumento de los montos percibidos. Solamente se informó que los montos percibidos por los beneficiarios de Trabajo Autogestionado aumentaron de $ 1500 a $ 3120. Del resto, solamente se informó que serían unos 320.00 los beneficiarios totales.
Seguidamente, explicó Hilding Ohlsson, se anunció un aumento de $ 1000 millones en Microemprendimientos Sociales, sin muchos detalles sobre la cantidad de beneficiarios, y un aumento del mínimo para ingresar en Monotributo Social. En este último caso, no se publicó la cantidad de beneficiarios ni la estimación del impacto social.
Por último, y este siendo el anuncio de mayor impacto, se aplicará la reducción de un 15% del IVA para productos de la canasta básica para los sectores más vulnerables. Se estima que afectará a 8.4 millones de personas. Mientras se implementa esto, habrá un bono por única vez de $ 500 en abril. El máximo que se podrá descontar por persona es de $300 por mes. Osea, para obtener la reducción del 15% una persona tiene que consumir por lo menos $ 2420 en el supermercado en bienes de primera necesidad. “Si efectivamente las 8,4 millones de personas logran este beneficio, ahorrándose $300 por mes, el impacto fiscal sería de $ 20.100 millones este año, calculando que se aplicará en los últimos 8 meses y un 50% más a partir del año próximo (además del ajuste por inflación). Esta medida incentivará a las personas a comprar en supermercados o mercados que acepten las tarjetas, así poder recibir los descuentos. Sin embargo, muchos de las beneficiarios viven en barrios marginales y hacen muchas de sus compras en mercados informales; por lo que es probable que el impacto fiscal sea menor”, destacó el experto.
“El total de medidas anunciadas, según nuestros cálculos hechos en base a los datos oficiales, es de $ 37.900 millones; siendo mayor a lo anunciado desde el Gobierno. Esto puede ser porque estamos sobreestimando el impacto de alguna medida. Pero por otro lado, no incluimos el impacto fiscal de los mayores monotributos sociales ni la mayor cantidad de personas que se registren para cobrar el seguro de desempleo”, analizó Hilding Ohlsson. 
Aparte de estas medidas. El Gobierno anunció que buscará convocar al Consejo del Salario, para aumentar el sueldo mínimo de $ 6060 a $ 7800.

Faltan reformas de fondo

Para el economista de Libertad y Progreso lo anunciado incluye medidas paliativas en un momento complicado socialmente, pero todavía faltan reformas de fondo para lograr que la gente pueda salir de la pobreza. Además, para Hilding Ohlsson sería bueno que el Gobierno baje gasto público para financiar estas medidas.
“En un momento de estanflación, con recesión e inflación, hay una demanda de mayores ayudas a los sectores más vulnerables. En ese sentido, los anuncios buscan generar una ayuda a los que menos tienen. Además, el anuncio de los nuevos beneficiarios de la AUH busca poner en igualdad de condiciones a los distintos trabajadores, lo cual es positivo. Sin embargo, estas medidas no logran ir al tema de fondo del sistema asistencial en Argentina y tampoco queda claro cómo se financiará, en un marco de un alto déficit fiscal”, destacó el experto.
“Desde Libertad y Progreso venimos estudiando el sistema asistencial en Argentina, y cuestionamos tanto su implementación como el objetivo de fondo. En primer lugar, todavía no hay una base única de beneficiarios, falta mejorar mucho la transparencia de los programas sociales, mejorar los indiciadores y las formas en que se entregan, para eliminar la corrupción y el clientelismo. Muchos de los programas de los cuales se anuncias aumentos, necesitan cambios de fondo, como por ejemplo el programa Argentina Trabaja”, agregó.
“Los planes sociales o la ayuda asistencial pueden ser útiles para una emergencia, pero han fracasado como mecanismo para lograr salir de la pobreza y de la dependencia. Por lo tanto, estas medidas pueden ayudar sólo si son temporales. El mejor plan es un buen trabajo. La única forma de lograr que los que menos tienen dejen de depender de la ayuda estatal es con más inversión, para lo cual es necesario facilitar la apertura de nuevos negocios, reducir los costos laborales y generar incentivos para que a la gente le convenga trabajar en blanco. Además de mejorar la calidad educativa y la capacitación”, dijo.
Por eso, Hilding Ohlsson señaló que desde Libertad y Progreso se propone que los planes sean por un tiempo limitado; que todos los planes sean pro empleo, descontando las cargas laborales si se lo contratan del sector privado y que todos los programas tengan una contraprestación, o con capacitación o con algún trabajo.
El segundo gran tema para el experto es cómo se financian estas medidas. Los $30.000 millones representan aproximadamente el 2% del Gasto Público Federal. Si estas medidas se financian con deuda, es un gran problema, porque es financiar más gasto corriente con deuda nueva. “Uno de los principales problemas que tiene Argentina, y el causante de la inflación, la deuda y en parte la recesión, es el déficit fiscal y el excesivo gasto público. Si el Gobierno mantiene el déficit y lo financia con deuda, es patear el problema para adelante. Por eso, proponemos que se financie bajando algún otro gasto. Para eso sería importante ver de dónde piensa el Gobierno obtener los recursos para hacer estos pagos”, destacó Hilding Ohlsson. “En suma, el Estado no puede dar nada a algunas personas que no les saque a otros. Es por eso que es necesario analizar qué otro gasto se reduce para aumentar el gasto social. En el caso de emitir deuda nueva para cubrir gasto corriente, implica cobrar a las generaciones futuras lo que se gasta hoy, lo cual es no es lo más deseable”, finalizó.

“Los anuncios sociales son paliativos de corto plazo, todavía faltan las reformas profundas” Reviewed by on . Este sábado el Presidente Mauricio Macri presentó un paquete de medidas sociales, buscando aliviar la situación de las personas de menores ingresos. De acuerdo Este sábado el Presidente Mauricio Macri presentó un paquete de medidas sociales, buscando aliviar la situación de las personas de menores ingresos. De acuerdo Rating: 0
Abrir la barra de herramientas