fbpx

lunes , 20 mayo 2019

Inicio » Actualidad » Thanksgiving: Cuando EE.UU. abandonó el socialismo

Thanksgiving: Cuando EE.UU. abandonó el socialismo

Francisco Ocampo

Colaborador de Libertad y Progreso
noviembre 27, 2014 4:22 pm by: A+ / A-

acciondegracias

Resulta muy interesante -y actual- la historia detrás del feriado que hoy festejan en los Estados Unidos, conocido como el Día de Acción de Gracias. La versión más difundida y conocida omite algunos aspectos fundamentales que dan verdadero sentido a esta celebración y acaba pareciéndose más a una historieta suavizada de Disney.

La historia oficial pinta a los peregrinos llegando a Norteamérica a bordo del Mayflower para establecer la colonia de Plymouth allá por 1620. Tras un durísimo invierno muere la mitad pero los sobrevivientes trabajan duro y aprenden nuevas técnicas de cultivo de los indígenas hasta lograr una cosecha muy abundante. Es entonces cuando realizan una gran fiesta para a agradecer a Dios esta maravillosa tierra de prosperidad que les ha regalado (y viven felices para siempre).

La realidad es, en todo caso, un poco más amplia. Basta con ir a los escritos de la época para comprender cuál fue el verdadero “milagro americano”. William Bradford, el gobernador de la colonia, cuenta en su History of Plymouth Plantation, que los colonos pasaron terribles hambrunas y que muchos de ellos preferían robar antes que trabajar la tierra. Las primeras fiestas de acción de gracias parecían más una última cena de condenados a muerte que una celebración.

Fue recién en la cosecha de 1623 que aquellos colonos tuvieron algo que festejar. Cuenta Bradford que ese año “en lugar de escasez ahora Dios les dio abundancia” (…) “no hemos tenido pobreza ni hambrunas desde entonces”. De hecho, al año siguiente produjeron tanta comida que pudieron empezar a exportar maíz.

¿Qué había cambiado? Pues había regido hasta entonces un sistema en el cual “todas las ganancias y beneficios que fueran obtenidos a través del comercio, tráfico, transporte, producción, pesca o cualquier otro medio”, debían ser puestos en el stock común de la colonia, y “todas las personas, en tanto miembros de la colonia, debían obtener su carne, bebida, vestimenta, y todas las provisiones  del stock común”.  Cada uno debía entregar a la colonia todo lo que pudiera y retirar sólo aquello que necesitara y ésta era la razón por la que se estaban muriendo de hambre. Sigue el gobernador en su crónica: “jóvenes que eran más capaces y estaban en mejores condiciones para trabajar” se quejaban de ser forzados a “emplear su tiempo y fuerzas para trabajar para las esposas e hijos de otros hombres (…). “El hombre fuerte, talentoso, no obtenía en la división de víveres y ropas nada diferente del que era débil”. Acababa sucediendo que los jóvenes y fuertes se rehusaban a trabajar y la cantidad total de comida producida nunca alcanzaba. A esto se lo conoce como “la tragedia de los comunes”.

Fue recién cuando Bradford otorgó a cada casa una parcela y estableció que podrían retener lo que produjeran, o comerciarlo según su conveniencia que se produjo el “milagro”. En otras palabras, reemplazó el socialismo por el libre mercado.

Muy similar fue la historia de la colonia de Jamestown, establecida en 1607. Entonces, menos de la mitad de los pioneros que desembarcaban sobrevivían al primer año en América. La mayoría del trabajo era realizado por sólo uno de cada cinco hombres. En el invierno de 1609-10 la población cayó de 500 a apenas 60. Luego, al igual que en Plymouth, tras establecer derechos de propiedad y libertad de comercio, obtuvieron los mismos resultados formidables. En 1614, Ralph Hamor, el secretario de la colonia de Jamestown escribió que a partir de este cambio hubo “abundancia de comida, que cada hombre a través de su propia labor podía conseguir fácilmente”; que (antes) “cosechamos con 30 hombres no mucho más de lo que hoy cosechan para sí 3 hombres”.

A aquellos puritanos les tomó apenas un puñado de años, a fuerza de hambrunas y de muertes, aprender que el paraíso en la tierra no existe. Que en tanto los recursos sean escasos, deberán ser producidos en libertad para beneficio de todos.

En el otro extremo del continente, tras haber sepultado las ideas de Alberdi, seguimos a los tumbos empujando el Mayflower a patadas, mientras esperamos que algún día los vientos nos lleven a la tierra prometida.

Thanksgiving: Cuando EE.UU. abandonó el socialismo Reviewed by on . Resulta muy interesante -y actual- la historia detrás del feriado que hoy festejan en los Estados Unidos, conocido como el Día de Acción de Gracias. La versión Resulta muy interesante -y actual- la historia detrás del feriado que hoy festejan en los Estados Unidos, conocido como el Día de Acción de Gracias. La versión Rating: 0