fbpx

sábado , 20 julio 2019

Inicio » Destacados » EL OCASO DEL CHAVISMO, DESDE ADENTRO

EL OCASO DEL CHAVISMO, DESDE ADENTRO

venezuelaLuego de 15 años de chavismo, el modelo económico y social venezolano vive momentos críticos, con multitudinarias manifestaciones y enfrentamientos que han dejado un saldo de, al menos, 15 muertos.

Para tener una mirada desde adentro le hice unas preguntas al economista, profesor de la Universidad Central de Venezuela y Doctor en Historia, Daniel Lahoud, y al economista y profesor de la Universidad de Carabobo, Willians Ruiz.

A continuación, nos ayudan a entender lo que pasa en Venezuela y qué piensan que puede o debe suceder.

¿A qué se deben estas más de dos semanas de protesta y conflicto social en Venezuela?

Daniel Lahoud: Lo que inició esto fue el intento de violación de una alumna de la Universidad de los Andes (Núcleo Táchira). Eso llevó a los alumnos de esa universidad a protestar y el gobernador de ese estado reprimió violentamente las protestas, incluso llegó a acusar a los manifestantes de amenazar a su familia y dañar la casa de gobierno. Las manifestaciones de Táchira tuvieron repercusión en todos los estados y, en Caracas, Leopoldo López y María Corina Machado hicieron una convocatoria para protestar el 12 de febrero (aquí es el día de la juventud) llamándola “la Salida”, por lo que todos fueron con la idea que eso iba a provocar un cambio en el gobierno o un cambio de gobierno. La marcha de los alumnos de las universidades de Caracas salió de Plaza Venezuela (Cerca de la UCV) y terminaba en la fiscalía (que queda en el centro de Caracas) a solicitar que se hiciera algo para disminuir la inseguridad, y otras exigencias de justicia.

Willians Ruiz: Hoy estamos viviendo la consecuencia de 15  años de políticas erradas y de decisiones equivocadas, se ha perdido más de una década sumergida en los vicios y males del socialismo mientras que América Latina avanza y se desarrolla. Hoy nuestra sociedad experimenta un fuerte deterioro en sus tejidos sociales, institucionales y, además, en la moral misma del ciudadano, hoy la economía es un caos, producto de la excesiva planificación centralizada, el fuerte ataque a la propiedad privada y la satanización de la libre empresa.

¿Cuáles son los problemas más apremiantes en el plano económico?

W.R: Principalmente, el irrespeto a la propiedad privada y la criminalización de la libre empresa. Ello hace que el Estado genere desconfianza en cuanto a la seriedad de sus acciones y que todos los individuos por pequeños o grandes que sean se vean amenazados por el látigo estatal aun cuando este no los toque directamente. Por enumerar un poco y con la posibilidad de que se escape alguno diría que los problemas son: la inexistencia de disciplina fiscal, altos niveles de precios producto del abuso de impresión de dinero, inestabilidad cambiaria, excesivo uso de controles, deficiencias en el aparato productivo que llevan a elevados niveles de escasez y desabastecimiento.

D. L: Venezuela no está bien, pero todavía no se nota abiertamente. No hay reservas líquidas, de hecho, rondan los  US$ 1500 millones, lo que no alcanza para nada. Pero como el gobierno desde 2007 está valorizando el oro de las reservas a precio de mercado, no se nota tanto la caída de reservas. En una situación similar, otro país hubiese negociado un acuerdo contingente con el FMI y realizaría un plan de ajuste, pero eso está por verse.

La inflación es monstruosa y se sigue usando el expediente de acusar a la “oligarquía” en un país donde el 50% de las empresas son del gobierno. Por supuesto, ocurre que ellos han dañado muchas de esas empresas y eso ha ocasionado una caída en la producción, con su efecto en la escasez, para colmo de males, se forman colas y los funcionarios de las redes de distribución del gobierno dejan que algunos lleven más que otros y eso genera malestar. Por supuesto, más escasez presiona por más inflación y si el Banco Central emitió 75% más de dinero en 2013, entonces tienes mucho dinero y pocos bienes.

¿Qué buscan las manifestaciones?

W.R: Las manifestaciones representan el clamor de los ciudadanos que padecen y han sido víctimas de las fatales políticas que ha emprendido el socialismo, es un reclamo ante el desmedido abuso en el plano económico, político e institucional. La gente está en las calles porque el socialismo se ha ocupado de hacer de Venezuela un país donde día a día es más difícil vivir.

D.L: En principio, estas manifestaciones buscaban una solución a la inseguridad, pero la entrada en el juego de Leopoldo López y María Corina Machado transformó esto en una suerte de intento por hacer caer al gobierno, cosa que a mí me parece una imprudencia proverbial. Eso no se va a conseguir, a menos que esto se radicalice y llegue a masificarse.

W.R: Hoy en día existen grandes niveles de inseguridad que exterminan a nuestra población, la gente protesta porque los precios día a día son más altos, porque incluso hay productos que han desaparecido del mercado, protestan porque cada vez más se extiende el cerco de los controles sobre cualquier escenario que el Estado considere peligroso y de interés “social”. La gente está en la calle porque se cansaron de esperar un país mejor como promesa del socialismo.

¿Qué opinan de la idea de “golpe suave” que postulan desde el gobierno?

D.L: Ese es el libreto de Chávez, y a Maduro le resulta mientras haya gente en la calle. Eso radicaliza a unos cuantos alrededor de él y le hace ganar popularidad. Sin embargo, en las últimas marchas y concentraciones se está trayendo cada vez más número y sobre todo más número de gentes de las zonas más deprimidas económicamente, lo que creo que le complica las cosas al gobierno.

W.R: Los civiles no dan golpes de Estado, son los militares quienes lo hacen y debemos decir que en la historia reciente del país quienes han intentado incluso más de 2 veces llegar al poder por la vía del Golpe fueron los chavistas. La gente está en la calle manifestando de manera pacífica y haciendo uso de los recursos que están en la constitución y que amparan la protesta como medio de expresión. En Venezuela no hay ningún golpe suave, por el contrario lo que hay es una dura protesta ciudadana que permanece y permanecerá en las calles para hacer valer su derecho a protesta y la necesidad de vivir en un país mejor.

Si uno toma por cierto lo que se ve en la cadena Telesur parecería que las protestas son un tema de “la clase alta” mientras que en “los barrios” las personas suscriben la teoría del gobierno y, si bien admiten que “hay problemas”, acusan de estos a los empresarios, al acaparamiento, etc…

D.L: Las clases más pobres están verdaderamente prisioneras. Como te comenté, en las manifestaciones de la oposición hay cada vez más gente de las clases populares. Ellos no pueden cacerolear y tampoco protestar, porque sus barrios están tomados por los colectivos y por lo peor de ellos que son los colectivos violentos. Sin embargo, en algunos momentos han caceroleado y eso lo reporta por ejemplo @LauSolorzano que vive en Catia, que es una zona popular y chavista. Yo no confío en los otros, porque no creo todo lo que leo en Twitter

W.R: En este momento existe una protesta generalizada, de todos los sectores y con fuerte presencia de los sectores bajos, y es que claramente han sido ellos los más afectos de este desgobierno socialista, pues se ha ocupado de que todos seamos pobres, en lugar de que todos seamos ricos. La gente en los barrios tiene clara la situación y son personas que padecen los males del país en el día a día, se levantan muy temprano para bajar el cerro e ir a trabajar en lugares incluso muy separados de sus hogares para luego volver en la noche expuestos a la inseguridad y también cuando van al mercado padecen de la escasez, la inflación y el desabastecimiento.

TeleSur decía a través de uno de sus entrevistados en una cola que “es cierto que hacemos cola para comprar el pan, pero ahora tenemos plata para hacerlo, antes no” ¿qué se puede decir de esto?

D.L: Pan se consigue, las colas son para conseguir la Harina Pan, que es la harina de maíz con la que se hacen las arepas. Ahora con respecto a la tenencia de dinero, es cierto parcialmente, en la medida que el gobierno de Chávez creó toda una red de subsidios directos y otros beneficios para mejorar el ingreso de los más pobres, pero si te fijas, la represión ha sido peor en esas zonas y eso es lo que ocurrió en el Sur de Valencia (Valencia es una zona Industrial) y casi todo el mundo está desempleado, y los que son más reprimidos son los pobres. Los detenidos en Altamira no viven en Altamira, algunos, no todos, viven en las zonas populares, lo que es indicativo de que en esas zonas no se puede protestar y se van a los municipios llamados de “oposición” porque ahí les dejan montar la barricada.

W.R: No puedo negar que existe un hombre nuevo en Venezuela y es esa clase de sociedad que vive respira y come del Estado, esos seres serviles del Estado y los que mantienen una relación de mutua dependencia, porque ellos dependen del Estado (socialista) y el Socialismo necesita de ellos para mantenerse. Como dejo el Ministro de Educación Héctor Rodríguez “no vamos a sacarlos de la pobreza para que se vuelvan escuálidos”. Escuálidos es un término que usan para referirse a los opositores, queda muy clara la intención del gobierno con esa palabra del ministro.

¿Qué son los colectivos?

D.L: Los colectivos son nuestra versión de los piqueteros, o lo que llaman en Cuba Comités de Defensa de la Revolución. Cuando comenzó Chávez, él se preocupó por crear esta fuerza alterna. Al mismo tiempo que destruía la policía civil fue fortaleciendo a estos grupos que son una suerte de guerrilla urbana con mucho poder de fuego, como se vio en las primeras manifestaciones, pero los hicieron replegarse, porque estaban saliendo demasiadas imágenes por Twitter y por otros medios alternos. La razón de la inseguridad es porque no hay policía o no se utiliza para labores de seguridad. Esto permite que los colectivos tengan plena impunidad y hacen lo que quieren en sus barrios y en otras zonas, sobre todo en las noches. Ellos controlan las barriadas populares y por eso no manifiestan su malestar, por miedo a ese poder de fuego. Hay, sin embargo algunos colectivos que se dedican al teatro, otros a la música, al baile, etc., pero esos no son el problema.

Según la viceministra de Bienestar Social, los colectivos son muy beneficiosos para las comunidades y han creado “espacios socioproductivos” lejos de la lógica tradicional capitalista explotador-explotado. No es compatible esta idea con la de grupos armados parapoliciales…

W.R: Eso parece ser un cuento de Disney. Lo cierto es todo lo contrario, son una clase de grupo de exterminio de ideas, todo aquello de se combate con ideas, ellos lo combaten con balas.

¿Qué busca el gobierno? ¿Va hacia un modelo comunista a la cubana? ¿Algún dirigente habla abiertamente de comunismo?

W.R: Lo busca, lo quiere, lo añora, pero el país se le resiste. A Cuba le conviene la relación parasitaria con Venezuela. En un escenario donde Venezuela quede libre de socialismo, Cuba desaparecería. Es por eso que les conviene tanto que este gobierno se mantenga.

D.L: No hay gente que hable directamente de comunismo, pero cada paso que se da es para allá.  Eso sí, creo que si lo dejan tranquilo, se les viene abajo todo. Esto no tiene ton ni son, de hecho Venezuela no tiene quien lo mantenga y por eso es por lo que te digo que en condiciones “normales” ya hubiésemos ido a gestionar un préstamo contingente con el FMI. Aunque oí la semana pasada que algo de eso estaba pasando, no estoy seguro. Esto puede ser usado como un excusa y en Venezuela, la gente es muy propensa a creer en teorías conspirativas, incluso, se ha llegado a culpar a las manifestaciones de la escasez, yo insisto, si lo dejan sólo, que es la estrategia de Capriles, esto se viene abajo antes de diciembre. Pero todos quieren salir de esto el domingo.

¿Cuál es la verdadera “salida” a estos problemas?

W.R: La gente en la Calle, la constitución ampara la protesta y es un clamor social. Luego de 15 el país no aguanta más.

D.L: La verdadera salida es la sinceridad y eso acaba con el gobierno. Si el gobierno le dice a la gente: “Miren, lo sentimos en el alma, nos quedan US$ 1200 millones y tenemos que ir al FMI. Aquí no hay quien nos preste dinero para mantener esto, la gente de la clase media no se quiso ir a La Florida a pesar que lo hemos intentado por todos los medios en los últimos 15 años y por tanto, no podemos imponer el comunismo que es lo que planeo el comandante galáctico. El único que nos compra petróleo y nos paga es USA y ninguno de los que compra paga o tiene el menor deseo de hacerlo. Destruimos todas las empresas que nacionalizamos y hay que venderlas a precio de gallina flaca. Además el FMI nos pidió que liberáramos el cambio y que subiéramos el precio de la gasolina, por tanto cálenselo.”

Ahora imagínate tú a Leopoldo López leyendo este discurso y te digo que pasa en Venezuela en los próximos 15 minutos. Te fijas por qué digo que la mejor postura es la de Capriles.

Muchas gracias a ambos y ánimo.

* Publicado originalmente en ivancarrino.com
EL OCASO DEL CHAVISMO, DESDE ADENTRO Reviewed by on . Luego de 15 años de chavismo, el modelo económico y social venezolano vive momentos críticos, con multitudinarias manifestaciones y enfrentamientos que han deja Luego de 15 años de chavismo, el modelo económico y social venezolano vive momentos críticos, con multitudinarias manifestaciones y enfrentamientos que han deja Rating: