viernes , 28 febrero 2020

Inicio » Grupo Joven LyP » Ignorándonos e insultándonos no nos van a callar

Ignorándonos e insultándonos no nos van a callar

tapanPágina 12 y el resto de los medios oficialistas ya dejaron en claro que lo único que tienen para decir sobre las marchas es que se trata de gente de alto poder adquisitivo, cosa que no es real. Busco las causas de esta visión tan simplista de la realidad y se me ocurren únicamente dos posibilidades: o quienes escriben y hablan poseen una comprensión y preparación muy superficial, tan pobre que no les permite ver más allá de los clichés, o intentan engañar a sus lectores. Lamentablemente, me inclino por la segunda opción, aunque prefiero alguien que se equivoca sin saberlo a alguien que miente u omite a conciencia, sabiendo los efectos que esto puede causar (especialmente en los medios de comunicación). Dudo no sólo de la intención de informar, al presentar una visión sesgada de las cosas, tan característica del “periodismo militante” del kirchnerismo (este término es otra gran contradicción dentro del modelo ya que ambas palabras son opuestas y mutuamente excluyentes) sino también de su seriedad.

De todas formas, esto no me sorprende: si todo aparato que responde al gobierno se encarga de promover el relato oficial tildando de enemigo (o golpista, gorila, etc.) y ninguneando a quienes se atreven a pensar diferente, ¿por qué no iban a hacerlo también los medios oficialistas? Pero además, ¿no es esto mismo lo que le critican al Grupo Clarín? Hipocresía. Nuevamente no hay sorpresas.

Pasó otra marcha y no hay novedades; la gente marchó y Página 12 y el resto de los medios oficialistas se encargaron de menospreciar la manifestación. Si, ya entendimos que consideran –erróneamente- que la gente que sale a “cacerolear” es gente con mucha plata, que se preocupa sólo por lo que pasa en Miami, que sale a protestar y ni siquiera sabe por qué, etc., como dijeron en otras oportunidades. ¿Cuándo será que el eje de la discusión pase por lo que de verdad importa: no dónde vive quien se manifiesta o cómo se viste, si no por qué lo hace? Esta vez lo que se dijo es que la gente del #18A no tiene la tarjeta SUBE, algo totalmente irreal y carente de sustento como argumentación para desprestigiar. Gran poder de síntesis: una enorme marcha con miles de carteles mostrando consignas distintas y lo que logran retener es si la gente tiene o no la tarjeta SUBE. Inaudito.

En un artículo que salió la semana pasada en Página 12, también nombran -como si fuera un gran descubrimiento- que la gente de la marcha no recordaba a quién había votado. No es una novedad que la clase media argentina tiende a desligarse por completo de la política y limita su participación a ir a votar cuando corresponde, pero sin embargo ahora las cosas han llegado a tal punto que la gente sale a la calle y protesta. No me parece que remarcar la desvinculación de la gente con la política sea un argumento que pueda ser usado como crítica para desautorizar si no que alguien con una visión un poco más profunda podría notar que esto es motivo de alarma. ¿En algún momento el gobierno podrá tomar una postura que le permita considerar los reclamos de un vasto sector de la población, cumpliendo así la función que se le asigna al ser electo? No olvidemos que al elegir nuestros gobernantes no les otorgamos un pase libre para hacer lo que deseen, si no que su obligación es canalizar las demandas de la sociedad y responder a ellas. ¿Puede ser que la gente tenga que salir a la calle a pedir por el respeto de sus libertades, el punto de partida de la democracia? Estamos pidiendo a gritos ser escuchados. Ignorándonos e insultándonos no nos van a callar.

Ignorándonos e insultándonos no nos van a callar Reviewed by on . Página 12 y el resto de los medios oficialistas ya dejaron en claro que lo único que tienen para decir sobre las marchas es que se trata de gente de alto poder Página 12 y el resto de los medios oficialistas ya dejaron en claro que lo único que tienen para decir sobre las marchas es que se trata de gente de alto poder Rating: