viernes , 28 febrero 2020

Inicio » Gacetillas de prensa » Petroleras: Una intervención que no puede terminar bien

Petroleras: Una intervención que no puede terminar bien

Viernes 10 de Febrero de 2012

[E]l discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya había dejado constancia de la disconformidad del gobierno con la gestión de las petroleras, al acusarlas de no invertir lo suficiente en el país. A sus reclamos se sumaron el vicepresidente Amado Bodou y las provincias petroleras. Sin embargo, la ley no obliga a las empresas a generar una determinada oferta.

Lamentablemente, en un avance sobre la institucionalidad, el gobierno fue ideando herramientas que puede utilizar para “dominar” a las empresas privadas: la prohibición de transferencia de dividendos, un control más rígido de precios y copiosas multas. “¿Quién va a querer invertir en las actuales condiciones? En especial, en el sector petrolero, que tiene largos plazos de maduración y es uno de los sectores con mayor presión tributaria, al que obligan a liquidar las divisas localmente y luego le restringen la recompra de recompra de esas divisas para girar dividendos o pagar su deuda externa”, dijo Aldo Abram, director ejecutivo de la fundación Libertad y Progreso.

“Este creciente intervencionismo en el sector no puede terminar bien. La solución no es la nacionalización o un cambio de manos. Quien compre a precio de ‘ganga’ una petrolera puede que esté dispuesto a hacer alguna inversión adicional; pero difícilmente haga las necesarias y posibles para desarrollar plenamente la capacidad productiva del país. En primer lugar, porque lo más seguro es que no tenga la capacidad financiera. Pero, si la tuviera, tendría la misma percepción de riesgo de los accionistas salientes”, agregó.

Según Abram, “la solución va en el sentido contrario a las políticas oficiales. Hay que tender a liberar la producción, la comercialización y los precios en el sector de hidrocarburos; aunque sea gradualmente, pero rápido. De esta forma, las empresas tendrán un fuerte incentivo a desarrollar la explotación y exploración de hidrocarburos y volveremos al autoabastecimiento. La historia muestra que este siempre ha sido el resultado de esta estrategia. En cambio, el intervencionismo siempre llevó a una menor producción”.

Esto que estamos viendo en este sector de energía, se repetirá en el de electricidad. Ya se nota la furia por los continuos cortes de luz que se explican por la mínima inversión en distribución. La amortización y sobrecarga de las líneas hará cada vez más frecuentes las fallas, a lo que se sumará la escasez de producción. No extraña que muchas empresas estén emprendiendo la retirada. La respuesta lleva necesariamente a anticipar problemas de energía en el futuro cercano.

Para mayor información, contactar a Aldo Abram, director ejecutivo de la fundación Libertad y Progreso: (011) 15 – 4171-5542
Petroleras: Una intervención que no puede terminar bien Reviewed by on . Viernes 10 de Febrero de 2012 [E]l discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya había dejado constancia de la disconformidad del gobierno con la Viernes 10 de Febrero de 2012 [E]l discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya había dejado constancia de la disconformidad del gobierno con la Rating: